¿Cuánto cuesta cargar el coche eléctrico fuera de casa?

Como nos dice el Periódico de la energía la red pública de puntos de recarga para vehículos eléctricos en España es cada vez más variada. Y eso hace que surja cierta competencia en el mercado con precios bastante asequibles en algunos casos y no tanto en otros. El abanico de precios oscila entre la gratuidad que ofrecen algunos gestores de carga y costes de energía por kWh que pueden alcanzar los 0,79 €/kWh, es decir ocho veces más caro que el precio medio del PVPC o más de diez veces el precio nocturno con tarifa discriminatoria en casa.

Es decir, de momento, recargar el coche sale mucho mejor haciéndolo en casa, o en algunos lugares de trabajo donde te lo regala la empresa, que cuando te vas de viaje y necesitas recargar el vehículo en mitad del trayecto.

La Asociación de Usuarios del Vehículo Eléctrico (AUVE)a través de un sistema de colaboración estilo wiki, que coordina Fernando Pina, han creado una tabla en la que explican al detalle los precios de carga en las estaciones públicas en España. Y a día de hoy estos son los resultados:

Los puntos de recarga, hasta 22 kW, los precios son más baratos y oscilan entre los 0,15 €/kWh de gestores como Cargacoches, Iberdrola o Electromaps, pasando por precios de 0,20 €/kWh de Urbener o Easycharger hasta precios que son el doble de caros como los 0,35 €/kWh de Repsol, Endesa o la EMT de Madrid o el más caro de EDP de 0,37 €/kWh. Casi todos ellos en to el territorio nacional (TTN en el gráfico).

En carga rápida, unos 50 kW de potencia en el punto de recarga, los precios son algo más caros y existe más variedad. Los más baratos son los de Wenea a 0,29 €/kWh, seguido muy de cerca de gestores como Iberdrola, Easycharger o Electromaps con 0,30 €/kWh. Después ya sube el precio hasta los 0,38 €/kWh de Cargacoches, los 0,40 €/kWh de Endesa  o los 0,45 de GIC y EDP. Los más caros en este caso serían para Repsol 0,475 €/kWh e Ionity con un precio de 0,79 €/kWh. Este gestor tiene mejores precios para algunos fabricantes de coches eléctricos que rondan los 0,30 €/kWh para Audi, Porsche o Daimler.

Y luego ya está la carga ultrarrápida que son los puntos de 150 kW o más que hay en la red española y que de momento es bastante escasa. Ahí sin duda el rey es Tesla, que ofrece un precios en sus Superchargers de 0,29 €/kWh, pero a partir de ahora este precio será un poco más caro y lo fijará en los 0,34 €/kWh.

El siguiente precio más barato en esta modalidad de ultrarrápida es Iberdrola con 0,40 €/kWh. Luego se sitúa Repsol con 0,54 €/kWh, pero con potencias de hasta 350 kW, la más grande y rápida del mercado, e Ionity que sigue manteniendo el precio de los 0,79 €/kWh.

En definitiva, estamos hablando de precios competitivos si se compara con otros países de la UE como Francia o Reino Unido, pero todavía muy lejos de los precios que tienes si lo cargas en casa con tarifas de la luz adaptadas a la carga nocturna de los vehículos. Es decir, sale más económico instalar tu punto de recarga en tu garaje y ahorrar 8 veces el precio que pagarías en un punto de recarga público